Con el oficialismo repartido en tres fuerzas y una lista opositora, el SUTE elige autoridades

Con el oficialismo repartido en tres fuerzas y una lista opositora, el SUTE elige autoridades

El Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE), gremio estatal más grande de Mendoza, renovará sus autoridades provinciales y departamentales el próximo 15 de diciembre, en un contexto donde la actual conducción se repartirá en tres de las cinco listas que se postulan.

A raíz de algunos conflictos internos, el “Frente de Unidad de Recuperación del Sute” (FURS), que en 2017 se impuso con la integración de cinco fuerzas de izquierda, llega a estos comicios dividido y bajo esa denominación se presentarán sólo las agrupaciones Marrón y Bordó (Lista 7).

El secretario general, Sebastián Henríquez, decidió no ir por la reelección y en su lugar se posiciona la secretaria gremial Mirtha Faget. Tras haber sido denunciado por violencia de género, y luego sobreseído, el titular de la entidad sindical perdió protagonismo y cedió el liderazgo a otras dirigentes de la gestión.

En cuanto al segundo en la línea de conducción del Sute, el secretario adjunto Alberto Muñoz, por diferencias con las otras agrupaciones se alejó de la gestión y se alió a la tradicional lista Celeste (que perdió el manejo del sindicato en 2017), para conformar el frente Celeste/Verde (Lista 1). La candidata de este espacio es la titular de la delegación Maipú del Sute, Sandra Lacoste.

El movimiento que supo liderar por años el ex secretario general Gustavo Maure, perdió terreno cuatro años atrás, cuando se ubicó en tercer lugar y sólo retuvo seis de las 18 seccionales departamentales, una de las cuales (San Martín) perdió tiempo después.

El tercer “brazo” del oficialismo para estas elecciones es la agrupación Rosa (Lista 10), que también escindió del FURS tras no llegar a un acuerdo en el cierre de listas, donde aseguran haber sido víctimas de “una política expulsiva” por parte de la dirigencia Marrón/Bordó, y luego de un “intento de proscripción” en el ámbito de la Junta Electoral.

Finalmente, esa fuerza postula como candidata a la secretaría general a Verónica Torres, y presentará boletas en cuatro de las 18 seccionales comunales, dos de las cuales –Las Heras y Luján de Cuyo- actualmente tiene a su cargo. La agrupación “Índigo”, la quinta que formó parte del armado oficialista, se había alejado en 2020 también con fuertes imputaciones a la conducción.

Con un límite autoimpuesto de “la actual conducción” en cuanto al armado de listas, el Frente Azul Naranja (Lista 17) se presenta como “la única propuesta opositora a la gestión del FURS”. Carina Sedano, directora de la escuela Berta García Morales y referente de Guaymallén, es la apuesta de ese espacio para dirigir el sindicato.

Respaldada por la CTA de los Trabajadores, la agrupación que hoy conduce siete seccionales departamentales se muestra muy crítica al oficialismo, al que acusa de “perder credibilidad en las escuelas e invisibilizar los reclamos docentes”.

Validada a último momento por la junta electoral y con candidaturas en doce municipios, además de la nómina provincial, aparece la lista Ámbar (Lista 8), que lleva en el cargo principal a Cristina Raso, dirigente de dilatada trayectoria sindical dentro del Sute, quien formara parte de la gestión Maure y que hoy comanda una agrupación propia, “23 de Mayo”.

Bajo ese escenario, los más de 26 mil afiliados que tiene el SUTE deberán optar por alguna de las cinco alternativas, con la particularidad que todas ellas postulan candidatas mujeres, por lo que el gremio será conducido por una mujer luego de 26 años.

Por redacción

Leave a Reply

Your email address will not be published.